Introducción a la terminal en Linux

Submitted a year ago by Manuel Cortez

Viewed 384 times.

Rated with 3.4 stars.

En esta guía se proporciona una introducción a la línea de comandos o terminal de los sistemas operativos basados en GNU/Linux, así como a la ejecución de comandos y sus argumentos. Si eres nuevo en Linux, necesitarás familiarizarte con la terminal de GNU/linux, debido a que es el principal método para trabajar con los servidores. La línea de comandos parece ser intimidante, pero es muy fácil de manejar una vez que te haces con los principios básicos y continúas ampliando tu conocimiento partiendo desde allí.

Para poder trabajar con Linux, necesitarás tener un servidor donde poder aplicar lo que verás en esta guía. Si no tienes uno todavía, puedes seguir este vínculo: Crear servidor VPS

Esta guía se basa en Debian 9, pero los principios básicos son los mismos para todas las distribuciones Linux disponibles en MKServers.

Emuladores de terminal

Un emulador de terminal es una herramienta que permite el uso de la terminal en un entorno gráfico. Como mucha gente utiliza una interfaz gráfica (GUI) para sus necesidades de computación diarias, un emulador de terminal es una necesidad para los usuarios de servidores Linux.

A continuación se encuentran algunos emuladores de terminal gratuitos, ordenados según su sistema operativo:

  • Mac OS: terminal (predeterminado, incluida en el sistema).
  • Windows: PuTTY.
  • Linux: gnome-terminal, terminal, xterm, kde-console.

Todos los emuladores listados anteriormente tienen su propio grupo de características, pero todas ellas funcionan perfectamente para las necesidades del día a día.

La Shell

En un sistema Linux, la Shell es una interfaz de línea de comandos que interpreta órdenes y scripts del usuario que le dicen al sistema operativo qué hacer y cómo comportarse. Existen varias Shells diferentes que son utilizadas en entornos Linux, como Bourne shell (sh) y C Shell (CSH). Cada Shell tiene sus bentajas e inconvenientes, con respecto a la manera de manejar las órdenes, pero todas incluyen redirección de entrada y salida, variables, evaluación de condiciones, entre otras cosas.

Este tutorial ha sido escrito utilizando la Shell Bourne-Again shell, usualmente llamado Bash, que es la Shell por defecto para la mayoría de las distribuciones Linux, incluyendo Debian/Ubuntu, CentOS, y Red Hat.

El símbolo del sistema

Cuando inicies sesión en un servidor, lo primero que verás será el mensaje del día (MOTD, Message of the Day), que es normalmente un mensaje informativo que contiene diversa información y estadísticas de la distribución Linux que el servidor ejecuta. Después del MOTD, se mostrará el símbolo del sistema, o línea de comandos, que es donde puedes enviarle comandos al servidor.

La manera de presentar la línea de comandos se puede modificar, pero aquí se muestra un ejemplo sobre cómo luce en Debian 9.0:

usuario@host:~$

A continuación se explican las diferentes partes que componen la línea de órdenes:

  • usuario: El nombre de usuario que se ha autenticado en el servidor.
  • host: El nombre del equipo (hostname) del servidor.
  • ~: El directorio actual. En bash, el símbolo ~ es un símbolo especial que representa el directorio principal del usuario. Es decir, por defecto es /home/usuario. Si se tratara del usuario root (detalles más adelante en esta guía), el directorio sería /root.
  • $: El símbolo de sistema o línea de comandos. Esto denota el fin de la línea de comandos, después de la que puedes escribir comandos para enviarlos al servidor.

A continuación, se muestra un ejemplo sobre cómo se ve el símbolo del sistema para un usuario root, y estando ubicado en el directorio /var/log:

root@host:/var/log#

Ten en cuenta que en esta ocasión, en lugar del símbolo $ se ha reemplazado por el signo de número (#). Este es el símbolo del sistema para el usuario root. El usuario root es un tipo especial de usuario en Linux, que tiene los más altos privilegios y puede efectuar tareas administrativas en todo el sistema operativo. Es un usuario sin restricciones que puede hacer cualquier cosa en un servidor.

ejecutando comandos

Los comandos u órdenes pueden ser ejecutados en la línea de comandos escribiendo el nombre de un archivo ejecutable, el cuál puede ser un fichero binario o un script. Hay muchos comandos estándar y utilidades para sistemas Linux que se encuentran ya instaladas en el sistema, que permiten navegar por el sistema de archivos, administrar paquetes de software, así como configurar el sistema y sus aplicaciones.

Una instancia de un comando que se está ejecutando se conoce como un proceso. Cuando los comandos se ejecutan en primer plano, que es la manera predeterminada de hacerlo, el usuario debe esperar a que el comando termine su trabajo antes de regresar de nuevo a la línea de órdenes, en la que se puede continuar escribiendo más comandos.

Es importante advertir que en Linux casi todo es sensible a mayúsculas, incluyendo los nombres de directorios y archivos, comandos, argumentos y opciones. Si algo no funciona como se espera, asegúrate de revisar la escritura y la capitalización de los comandos y sus argumentos.

A continuación verás algunos ejemplos que cubren la ejecución de comandos básicos.

Nota: Si no te has conectado aún a tu servidor Linux, ahora es un buen momento para hacerlo. Si tienes un servidor Linux pero no sabes cómo conectarte, puedes revisar este artículo para Conectarte por SSH a tu servidor.

Sin argumentos u opciones

Para ejecutar un comando sin argumentos u opciones, simplemente escribe el nombre del comando y presiona intro.

Si ejecutas un comando de esta manera, verás el comportamiento del comando específico. Esto puede ser diferente entre los comandos. Por ejemplo, si ejecutas el comando cd sin ningún argumento, regresarás al directorio de tu usuario. El comando ls mostrará la lista de archivos y directorios que se encuentran en el directorio actual. El comando ip, por su parte, muestra un mensaje que ayuda a entender cómo usar el comando ip.

Intenta ejecutar el comando ls sin argumentos para ver los archivos y directorios que se encuentran en el directorio actual (si no hay archivos o directorios, el comando no mostrará nada):

ls

Con argumentos

Muchos comandos aceptan argumentos o parámetros, que modifican el comportamiento de las órdenes ejecutadas en el sistema. Por ejemplo, la manera más común de ejecutar el comando cd es pasándole un único argumento que especifica hacia qué directorio se desea acceder. Por ejemplo, si deseas acceder al directorio /usr/bin, donde la mayoría de los comandos estándar se encuentran instalados, podrías ejecutar el siguiente comando:

cd /usr/bin

La parte de la izquierda, "cd", es el comando, y el resto del texto es el argumento. En este caso el argumento es /usr/bin. También notarás que después de acceder al directorio, la línea de órdenes se actualizará para reflejar tu nueva ubicación.

Ahora, por ejemplo, puedes ejecutar de nuevo el comando ls para ver la lista de archivos que se ubican en este directorio:

ls

Con opciones

La mayoría de comandos aceptan opciones, también conocidos como modificadores, que también afectan el comportamiento del comando. Como son argumentos especiales, las opciones suelen ir después del comando y antes de los parámetros, y se especifican escribiendo un guion (-), seguido de una o más opciones, que se representan como letras en mayúscula o minúscula. Además de eso, algunas opciones empiezan con un par de guiones (--), seguidos de una palabra que generalmente describe la opción.

Para un ejemplo sobre los modificadores, aquí se muestran algunas opciones comunes para el comando ls, que son especialmente útiles cuando se trabaja con sistemas Linux:

  • -l: Muestra una lista detallada, que incluye detalles sobre permisos, propietarios de los archivos, tamaño y fecha de modificación.
  • -a: Muestra todos los archivos y directorios, incluyendo los que se encuentran ocultos. En Linux, los archivos y directorios ocultos empiezan por punto (.).

Para usar la opción -l en el comando ls, ejecútalo de la siguiente manera:

ls -l

Ten en cuenta que los archivos y directorios se mostrarán de la misma forma, pero con detalles adicionales.

Como se ha mencionado anteriormente, las opciones pueden ser combinadas en el mismo comando. Si deseas usar las opciones -l y -a, ejecuta el comando ls -l -a. En este caso, la respuesta incluye los directorios . y .., porque se muestran los archivos y directorios ocultos.

Con opciones y parámetros

Casi siempre, opciones y parámetros pueden combinarse cuando se ejecuta un comando. Por ejemplo, puedes revisar el contenido del directorio /var, sin importar cuál es tu directorio actual, ejecutando el siguiente comando ls:

ls -l -a /var

ls es el comando, -l y -a so las opciones, y /var es el argumento, que especifica qué directorio se desea listar. El comando debería mostrar una lista detallada, incluyendo archivos ocultos, del directorio /var.

Conclusión

Ahora que ya sabes cómo trabajar con la terminal Linux y has ejecutado los primeros comandos, puedes continuar aprendiendo los fundamentos básicos del manejo de sistemas Linux.

loading...

No comments, yet

Sign up to comment

Search

Share

MKServers